Cebolla blanca: qué es y cuáles son sus beneficios

No hay duda de eso una de las cebollas más populares es la blanca. Lo encontramos en todos los supermercados y en muchas recetas culinarias. Aparte de ser una buena especia para dar sabor al plato, también tiene múltiples beneficios cuando la consumimos. Pero, ¿qué es exactamente la cebolla blanca?

Cuando vamos al supermercado, podemos encontrar diferentes tipos y colores de cebollas. Su elección no siempre es fácil, especialmente si no sabemos exactamente en qué se diferencian. Para aclarar un poco estas dudas, Vamos a hablar de la cebolla blanca en este post y discutiremos sus diferencias con la cebolla morada y los beneficios que tiene.

¿Qué es la cebolla blanca?

La cebolla blanca se puede encontrar en todos los supermercados

Lo primero que vamos a hacer es explicar qué es la cebolla blanca. Bueno, es una cebolla tierna que normalmente se cosecha antes de que esté completamente madura. Hoy en día podemos comprarlo en los supermercados en cualquier época del año, pero cabe señalar que su capacidad de conservación es baja, ya que, en comparación con otras variedades, tiende a estropearse antes. A la hora de consumir la cebolla blanca, podemos hacerlo cruda, hervida o al horno. Sin duda, es un condimento ideal para una gran variedad de platos.

Por lo general, en los supermercados o en los pequeños comercios podemos encontrar los llamados «cebollas de almacenamiento». Son las que, tras la recolección, se secan para que se puedan guardar en la cocina durante muchos meses sin estropearse. Lo habitual es encontrarlos separados por colores: blanco, amarillo y rojo/morado.

Hay que decir que los tres, a pesar de tener distinta intensidad gustativa, son intercambiables. Es decir: no importa cuál usemos, ninguno de ellos estropeará el plato, la apariencia y el sabor cambiarán solo ligeramente. En general, la cebolla blanca tiende a tener un sabor más intenso, mientras que la cebolla morada tiende a ser más suave. En cuanto al amarillo, este se considera un punto intermedio de los otros dos.

Diferencias entre cebolla morada y blanca.

La gran confusión suele ocurrir entre cebolla morada y blanca. Mientras que los primeros tienen una piel rojiza y son más pequeños, los otros son más grandes y tienen un sabor un poco más intenso, como comentábamos anteriormente. Sin embargo, hay aún más diferencias entre los dos tipos de cebollas.

Por un lado, la cebolla morada es muy utilizada en platos de verano. Por su color característico tiene un valor ornamental muy alto, Por ello, es muy utilizado para la preparación de ensaladas y otros platos vistosos, como el Flammkuchen alemán. El contraste visual de la cebolla morada es muy atractivo. Por ello, es bastante habitual consumirlo crudo o en escabeche. Además, es muy valorado en la cocina asiática y europea. Al asar cebolla roja, se carboniza a la perfección, lo que hace que la textura sea pegajosa e incluso caramelizada. Este no es el caso de las cebollas amarillas o blancas, simplemente se vuelven blandas.

Por otro lado, la cebolla blanca tiene un sabor más intenso, como mencionamos anteriormente. Por ejemplo, se utilizan principalmente para dar sabor a platos y/o para realzar el sabor de otros alimentos. Por lo tanto, no es de extrañar que sea un ingrediente importante en muchas recetas culinarias. Incluso puede convertirse en el ingrediente principal, como en la sopa de cebolla francesa o en la fuggazeta argentina (pizza de cebolla). Hay un truco muy sencillo para darle a la cebolla blanca un sabor mucho menos intenso. Solo tenemos que cortarlo en rodajas finas y ponerlo en agua fría. Para que pierda sabor, tenemos que poner en remojo las lonchas durante al menos una hora. Así, tanto el sabor como el picor se reducen significativamente.

En conclusión, podemos decir que el uso de cebolla blanca o morada Dependerá principalmente del sabor y color que queramos en nuestro plato. Para un sabor más suave y una apariencia llamativa, la cebolla morada es la mejor opción, mientras que la blanca es la mejor opción para realzar sabores.

¿Qué beneficios tiene la cebolla blanca?

Las cebollas blancas tienen muchos beneficios

Ahora que conocemos un poco más sobre la cebolla blanca, es hora de comentar los múltiples beneficios que nos aporta su consumo. Veamos cuáles son las propiedades curativas de esta verdura:

  • Cuidado del corazón: La cebolla blanca tiene sulfuros que ayudan a diluir la sangre y así evitar la coagulación. Estos sulfuros, junto con una enzima llamada «alinasa», ayudan a mantener la elasticidad de las arterias y reducen los niveles del llamado colesterol «malo». Según estudios realizados en la Universidad de Pensilvania, consumir diariamente una cebolla mediana reduce el riesgo cardiovascular hasta en un 15%.
  • Ayuda a la digestión: Una sustancia que se encuentra en la cebolla blanca es la quinina. Esto estimula las funciones de algunos órganos, como el hígado, el estómago, la vesícula biliar y el páncreas. Además, activa la producción de jugos gástricos y neutraliza los ácidos. La flora intestinal se ve muy favorecida por estos procesos.
  • Reducción de Enfermedades Respiratorias: También hay que señalar que la cebolla blanca suele ser bastante eficaz para combatir la congestión nasal, la gripe y los resfriados. Esto se debe a que despeja las vías respiratorias, ayuda a toser y alivia la tos.
  • Propiedades diuréticas: Otro gran beneficio de esta verdura es su capacidad para activar las funciones renales y eliminar líquidos. Esto ayuda en la producción y eliminación de orina.
  • Lucha contra la diabetes: La cebolla blanca también parece ser un poderoso aliado en la lucha contra la diabetes. Dado que contiene un alto nivel de glucoquinina, ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Además de reducir la glucosa, también ayuda a eliminar las toxinas del azúcar.
  • Propiedades bactericidas y antivirales: Ayudan a fortalecer las defensas.

Como puede ver, la cebolla blanca no solo es sabrosa, sino también muy saludable. Es sin duda un ingrediente que no debe faltar en nuestra dieta diaria.

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario