Cuidados del aloe vera: problemas de iluminación, riego, poda y plantación

El aloe vera es una de las plantas más gratificantes del reino vegetal. Y es que, si lo cuidas bien, no solo te dará un aspecto elegante y lujoso, incluso con flores. Pero además de eso, tiene múltiples usos en salud, belleza, etc. Pero para lograrlo, es necesario conocer en detalle cuál es el Cuidado del aloe vera.

Si estás pensando en tener una planta en tu casa, o quizás ya la tienes, aquí te damos las claves para que esté perfecta todo el año y aborde los problemas más comunes del Aloe vera. descargar.

¿Cuál es el cuidado del Aloe vera?

Es una planta muy gratificante y fácil de cuidar. Ahora te vamos a hablar de cómo mantenerlo, porque así podrás disfrutarlo durante mucho tiempo:

Aloe vera: interior o exterior

Lo primero que hay que saber es que es una de las plantas más resistentes que existen, aunque hasta cierto límite. Necesita unos cuidados específicos para que la planta se sienta bien y eso repercute en el color, la floración (si es hembra), etc. Pero, ¿cómo cuidar el Aloe vera?

Una de las primeras cosas con las que tendrás que lidiar es determinar si el aloe vera es una planta de interior o de exterior. En realidad, Puede ser de ambos modos† es decir, puedes plantarla al aire libre en una maceta o en el suelo; y también lo puedes tener en tu casa.

Se adapta perfectamente a ambas situaciones, siempre que se le den los cuidados necesarios con Aloe vera.

¿Sol o sombra?

Aloe vera: interior o exterior

Lo anterior probablemente ha planteado la pregunta. ¿Lo pones a pleno sol? ¿En la sombra? media sombra? ¿Solo luz natural en la casa? Esta planta es muy agradecida al sol y puede soportar (y puede) estar expuesta al sol durante horas sin comprometer su salud.

Ahora, en los meses más calurosos, si la temperatura sube demasiado, el sol realmente puede quemar las hojaso hacer que se vean completamente diferentes.

Por lo que nuestra recomendación es que la coloques en una zona donde no pase nada porque enseguida le llegará la luz, pero no durante muchas horas, para evitar esas quemaduras.

habitual, El aloe vera tolera entre 17 y 27 grados centígradospero por el contrario, si la temperatura desciende por debajo de los 0 grados, empieza a sufrir y las heladas pueden acabar con la planta.

Selección de ollas

Si vas a plantar aloe vera en una maceta, no puede ser una maceta. Debido a que desarrolla muchas raíces, esta planta tiene un mínimo una maceta con una profundidad de 50 cm. Si más, mucho mejor. Y cuanto más espacio le des, más crecerá y se sentirá bien.

Por eso, muchos optan por macetas grandes para colocarlas en terrazas, o en casas en las esquinas, para que la planta crezca en unos años hasta que sea decorativa por sí sola.

¿Qué tierra en él?

Si ya tienes la ubicación y la maceta donde la colocarás, el siguiente paso es elegir una tierra adecuada para el Aloe vera. Y es que este tiene una serie de requisitos que hay que cumplir, como que contenga mucha materia orgánica mientras se airea, se rellena y se escurre.

No es exigente con el tipo de sustrato, pero sí en cuanto al cumplimiento de lo anterior, ya que las raíces necesitan una tierra que no se apelmace. De lo contrario, la planta no puede desarrollarse adecuadamente.

Además, es útil que le añadas un poco de humus una vez al año para darle un extra de nutrientes que ayuden a enriquecer la tierra y la planta.

¿Cómo y cuándo regar el Aloe vera?

¿Cómo y cuándo regar?

El tiempo de riego es el más temido por muchos, ya que es la causa de muchos problemas que enferman a las plantas. En el caso del Aloe vera, debes saber que es muy importante, ya que si te pasas, puedes pudrir las raíces y perder la planta.

Es por eso, el riego debe ser «a medida»† Me explico: el aloe vera es una planta a la que le gusta la tierra húmeda, pero no empapada. Eso significa que le gusta sentirse un poco húmedo, pero no tanto como para que haya depósitos de agua que puedan afectar las raíces.

En exterior, un método muy adecuado para regar el agua es el riego por goteo, o incluso la botella y la cuerda. En interior, también puedes utilizar este tipo de riego de forma casera.

¿Hay que podarlo?

El aloe vera no suele ser una planta que se poda a menudo. Cuando se completa esta tarea, es con el fin de quitar las hojas marchitas, o porque una de las hojas quiere ser utilizada para usarlo. Pero para cortar, es recomendable esperar a la primavera.

Necesitas un cuchillo afilado y cortar la hoja deseada de su propia base, es decir, lo más cerca posible del suelo. Retire solo las hojas que estén más secas o dañadas.

También es el momento de reproducirla, ya que es posible que notes la aparición de “descendencia”, es decir, pequeños brotes que darán lugar a una nueva planta.

Principales problemas que te encontrarás al cuidar el aloe vera

Principales problemas que te encontrarás al cuidar el aloe vera

Si consideras todo lo anterior que te contamos sobre el cuidado del aloe vera, lo más probable es que tu planta esté sana. Sin embargo, esto no significa que nunca tendrás problemas. Por ello, aquí te presentamos la solución de las más habituales.

¿Qué hacer si se vuelve marrón?

El color habitual, y el que debería ser si cumples con todos los cuidados del aloe vera, es el verde brillante. Sin embargo, el verde puede ser reemplazado por un color marrón. ¿Lo que está sucediendo?

En realidad, Hay tres factores que pueden causar este problema:: riego, sustrato y no fertilizante. Específicamente:

  • Comprueba si la tierra que tienes puede proporcionarte los nutrientes que necesitas. Si lleva más de dos años sin cambiarlo, puede que esté agotado y necesite tierra nueva.
  • Cortar el riego. Pulveriza la regadera cada 15-20 días para que no queden charcos en la tierra (aunque la cambies, procura dejar un espacio de al menos 10 días después de ese primer riego).
  • Agrega composta. Como comentábamos antes, el aloe vera necesita un abono anual con humus de lombriz. Puede ayudarte a restaurar la planta.

¿Qué hacer si tienes hojas blandas?

Otro problema común con el aloe vera es que las hojas se vuelven blandas, aparentemente sin ninguna razón en particular. habitual, puede provenir de varios problemas Qué son:

  • Ha helado o ha caído nieve.
  • Exageraste el riego.
  • La tierra está llena.
  • Hay temperaturas muy altas o humedad excesiva.
  • Debido a una enfermedad bacteriana.

Antes de hacer cualquier cosa, o pensar en cortar las hojas, es importante que: revisa las hojas centrales, se ven saludables? Si todavía están verdes y duros, no blandos, significa que la planta se puede salvar.

¿Qué debemos hacer ahora?

  • Revisa el suelo y si está húmedo, prueba a sacar la planta de la maceta y déjala al aire libre durante 1 o 2 días. No le pasará nada, así que tómatelo con calma.
  • Retire las hojas que parezcan estar muertas.
  • Agregue polvo de enraizamiento para ayudar a la planta a desarrollar más raíces para salvarla.
  • Coloca la planta en un área iluminada pero fuera de la luz solar directa hasta que veas que se recupera.

Solo tienes que esperar y ver cómo reacciona. El aloe vera es una planta muy resistente, que puedes recuperar si no es demasiado tarde.

Y si no estás seguro de si es un Aloe vera real, haz clic aquí:

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario