Enfermedades del geranio: las plagas y enfermedades más comunes.

Una de las plantas favoritas para decorar nuestro hogar son los geranios. Aunque este grupo contiene más de 250 especies diferentes, solo se utilizan unas pocas debido a su gran valor ornamental. Sin embargo, todos ellos pueden padecer diferentes patologías que debemos saber reconocer para poder tratarlos a tiempo. Por eso, en este artículo vamos a hablar de las plagas y enfermedades de los geranios.

Nuestro objetivo aquí es crear una descripción general básica que nos ayude a diferenciar entre las diversas plagas y enfermedades de los geranios. Hablaremos de las patologías más comunes que afectan a estas especies vegetales. Cuando compramos una planta en un centro de jardinería, en supermercados o en viveros, por lo general son sanas. Los problemas fitosanitarios suelen ocurrir más tarde debido a un mal manejo del cultivo oa invasiones de patógenos de huertos, campos o jardines adyacentes.

¿Cuáles son las plagas y enfermedades de los geranios?

Los geranios pueden verse afectados por diversas plagas

Hay muchas plagas y enfermedades que pueden afectar a los geranios. Por este motivo, es importante observar las plantas y detectar cualquier anomalía lo antes posible para iniciar el tratamiento. A continuación haremos una lista las plagas más comunes que suelen afectar a los geranios:

  • Mariposa Geranio: También se la conoce como mariposa africana o polilla del geranio. El agente responsable de esta dañina e importante plaga es la oruga Cacyreus marshalli y se extiende por todo el Mediterráneo y la Península Ibérica. Si no se controla, esta plaga puede matar a un gran número de ejemplares. La oruga Cacyreus marshalli hace pequeños agujeros en los tallos para entrar. Como resultado, tanto las hojas como las flores se debilitan, hasta que la planta finalmente muere. Podemos reconocer estas orugas por su color verde y su longitud de unos dos centímetros.
  • araña roja: Cuando las temperaturas son altas y la humedad es baja, la temida araña roja, también conocida como Tetranychus urticae, a menudo aparece entre fines de la primavera y principios del otoño. Se trata de ácaros muy pequeños de unos 0,5 milímetros de tamaño y con un característico color rojo. Suelen estar situados en el envés de las hojas y provocan daños irreparables. Como resultado, las hojas adquieren un color plateado ya que estas arañas se alimentan de la savia de las hojas y vacían completamente las células.
  • pulgones: Hay varios tipos de pulgones que pueden infestar los geranios. Son pequeños insectos de unos tres milímetros de tamaño. Generalmente se encuentran en las partes más sensibles de la planta. Secretan un tipo de melaza que hace que las hojas se enrosquen y se vuelvan pegajosas. Lo peor de esta plaga es que añade otras patologías al cultivo ya que la melaza es ideal para el desarrollo del hongo Negrilla. Además, los pulgones pueden transmitir virus.
  • Mosca blanca: Es un tipo de mosca del tabaco llamada Bemisia. Es muy difícil de controlar una vez establecida en la planta. Allí descubre su pico sobre la hoja y se alimenta de la savia. De esta manera, la planta se debilita. Cabe señalar que las moscas blancas, al igual que los pulgones, pueden transmitir virus. Prefiere las temperaturas altas y los ambientes húmedos, por lo que es una plaga bastante común desde la primavera hasta el otoño.
  • cochinillas: También existen diferentes tipos de cochinillas, pero todas tienen en común que son insectos chupadores. Su modus operandi es el mismo que el de los pulgones y las moscas blancas: clavan el pico en los tallos o nervios de las hojas para succionar la savia. En consecuencia, la verdura se debilita.
  • orugas: Entre las orugas que más atacan a los geranios se encuentran, por ejemplo, Pieris brassicae y Autographa gamma. Estos devoran tanto los botones florales como las hojas de la planta. Como tienen aparato bucal masticador, podemos inferir su presencia por los agujeros que hacen en el follaje.
  • mosquito verde: Es un pequeño insecto chupador llamado Empoasca lybica. También se alimenta de la savia de las hojas, haciendo que las hojas se decoloren de la misma forma que las de los ácaros.
  • Nematodos: No es muy común ver nematodos, no solo por su pequeño tamaño, sino también porque se encuentran en el sustrato. Desde allí, atacan directamente las raíces de las plantas para alimentarse de su savia. Es bastante común confundir los síntomas que provocan con la falta de nutrientes o el exceso de agua. Para identificarlos, necesitamos arrancar la planta y ver si las raíces tienen algún tipo de abultamiento, que es el resultado de las propias defensas de la planta para aislarse de los nematodos.

Las enfermedades más comunes de los geranios.

Las enfermedades del geranio son bastante comunes.

En cuanto a las enfermedades de los geranios, estos son los mas comunes:

  • Oxido: La roya es causada por el hongo Puccinia sp. Se reconoce por la aparición de pústulas oscuras que se vuelven anaranjadas en el envés de las hojas. Aquellas hojas que están muy invadidas acaban por secarse.
  • botritis: Una de las enfermedades más conocidas es la botrytis, causada por Botrytis cinerea. Es más común en ambientes húmedos y frescos. Afecta tanto a los botones florales como a las hojas. Las áreas afectadas se pudren y se cubren con moho gris oscuro.
  • oidio: El mildiú polvoroso es causado por un hongo llamado Erysiphe spp. Es muy fácil de identificar ya que aparece en la superficie superior de las hojas como un polvo ceniciento o blanco. Las áreas afectadas por este hongo se vuelven amarillentas y eventualmente se secan.
  • alternariosis: Otra de las enfermedades más comunes de los geranios es la alternariosis, provocada por el hongo Alternaria spp. Cuando este patógeno ataca, aparecen pequeñas manchas marrones en las hojas más viejas de la parte inferior o media del geranio.
  • antracnosis: El hongo responsable de la antracnosis es Gloeosporium pelargonii. Provoca manchas negras o marrones en los brotes, capullos y hojas del geranio. Estos parches se expanden con el tiempo y marchitan las áreas afectadas. Otro hongo que provoca manchas muy parecidas se llama Ascochyta spp.
  • enfermedad del pie: La enfermedad del pie, causada por el hongo Pythium spp., afecta el cuello de la planta. La parte afectada se pudrirá, provocando la muerte de la planta. Suele aparecer cuando el geranio aún es joven y provoca un exceso de agua en la tierra. También podemos detectarlo por el oscurecimiento que aparece en el suelo en el cuello del tronco. En ocasiones puede ir acompañado de un polvo ligero y transparente.

¿Cómo combatir las enfermedades del geranio?

El tratamiento de las enfermedades del geranio depende del agente causal.

Una vez que tengamos claro cuál es la plaga o enfermedad de los geranios presentes, Debemos tomar medidas lo antes posible. El tratamiento que podemos realizar depende del tipo de patógeno que afecta a las plantas.

tratamiento de plagas

En el caso de las plagas, son varios los insectos que pueden dañar las plantas. Por lo tanto, cada uno tiene un tratamiento específico. Los comentaremos a continuación.

  • Mariposa Geranio: Lo mejor es intentar prevenir esta plaga, pero una vez que ha aparecido se puede controlar con tratamientos insecticidas sistémicos. Además, es importante podar los tallos infectados, es decir, aquellos con la oruga en ellos.
  • araña roja: El tratamiento más eficaz es mediante el uso de acaricidas, que humedecen la planta en la que entra.
  • pulgones: La forma de tratar los pulgones es utilizar insecticidas sistémicos.
  • Mosca blanca: Los insecticidas sistémicos también se utilizan para controlar las moscas blancas.
  • cochinillas: Si bien es cierto que las cochinillas también se controlan con insecticidas, es más difícil eliminarlas por la escama que las protege. Por este motivo, es recomendable iniciar el tratamiento cuando aún se encuentran en los primeros estadios de invasión, ya que su caparazón no está bien desarrollado.
  • orugas: Cuando se trata de controlar las orugas, podemos utilizar insecticidas de contacto o sistémicos. Lo mejor es aplicarlos en cuanto hayamos visto mariposas en las plantas ya que son ellas las que ponen las orugas.
  • mosquito verde: Se controla con insecticidas sistémicos.

tratamiento de enfermedades

Cuando se trata de tratar las enfermedades del geranio, a menudo se usan fungicidas, ya que la mayoría son causadas por hongos. Sin embargo, el tratamiento y el tipo de producto dependen de la enfermedad de que se trate. Veamos cómo podemos combatir las enfermedades que mencionamos anteriormente:

  • Oxido: Quema las plantas infestadas para destruir sus esporas.
  • botritis: Aplique fungicidas específicos, evite dañar la planta y colóquela en un área bien ventilada.
  • oidio: Usa antioidios (fungicida) y retira las ramas y hojas severamente afectadas por el hongo al cabo de unos días. También se recomienda una buena ventilación.
  • alternariosis: Tratar con fungicidas a base de cobre.
  • antracnosis: Aplicar fungicidas específicos en cuanto aparezcan los primeros síntomas. Es importante mojar toda la parte aérea de la verdura.
  • enfermedad del pie: Agua con un fungicida específico disuelto en el agua. Mantén húmedo el sustrato sin encharcarlo (también se puede hacer para prevenir esta enfermedad).

Espero que esta información te haya sido de utilidad a la hora de detectar y tratar las patologías de tus geranios.

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario