Portulacaria afra bonsái

Dentro del mundo del bonsái existen: muchos ejemplares que no se conocen, y sin embargo son perfectos para principiantes (incluso más que las que encuentras en tiendas baratas). Uno de ellos es el bonsái Portulacaria afra, ¿lo conoces?

Hablamos de cómo es, sus características y los cuidados que necesita. Así que podéis ver lo fácil que es tener este bonsái (tanto en interior como en exterior).

portulacaria áfrica

hojas de portulacaria afra

A Portulacaria afra es un pequeño árbol, también llamado arbusto, que puede crecer hasta 3 metros de altura. Tiene una madera muy blanda y carnosa, con un tronco inicialmente verde y casi como blando, pero con la edad va cambiando entre marrón y rojo.

también será Jade enano, arbusto de elefante, porcelana africana o bonsái de la abundancia. Este último calificativo se debe a que se dice que si se tiene uno, este árbol atraerá riqueza y fortuna a la casa, por lo que es uno de los más preciados.

Es originaria de Sudáfrica y regiones desérticas, con hojas que simulan pequeñas monedas. Por lo general, no florece a menos que haya experimentado sequía en algún momento (sí, exactamente lo contrario que otros bonsáis). Estos suelen aparecer en otoño y son de color blanco o rosa pálido.

Cuidados del bonsái Portulacaria afra

Cuidados del bonsái Portulacaria afra

Fuente: cactus Cuidatu

Ahora que conoces un poco más sobre esta especie, te contamos los cuidados que requiere. Antes que nada, tenemos que decirte que es un bonsái muy fácil de cuidar, y muy difícil de perder. Incluso puede hacerte sentir como si estuvieras cuidando una suculenta, y ya sabemos lo fácil que es cuidarla. Por supuesto, tiene algunas peculiaridades que deben tenerse en cuenta.

Lugar

Portulacaria afra bonsái se adapta tanto al exterior (su ideal) como al interior. En exterior le gusta el pleno sol, incluso a temperaturas muy altas, porque eso es lo que le gusta. Frost los pasa regularmente, pero los sostiene bien.

Si lo tienes en el interior, es útil colocarlo en un lugar muy luminoso y, si es posible, lejos del calentador.

Recomendamos que gírelo de vez en cuando para que todas las partes del bonsái puedan recibir la luz. También porque así te aseguras de que no crezca más rápido de un lado y del otro lado (es importante hacer esto para darle forma).

Trasplante y Tierra

Portulacaria afra bonsái necesitará un trasplante cada dos años. Debe hacerse en primavera y es imprescindible que la tierra que utilices tenga una tierra con nutrientes mezclados con drenaje. Esto evita que se acumule agua en el interior, lo que puede hacer que las raíces se pudran.

Cuando se complete el trasplante, revise las raíces de cerca y corte las que se vean podridas, negras o en malas condiciones. Después de colocar en la maceta nueva es importante no regar. A diferencia de otras plantas, el bonsái Portulacaria afra no necesita ser regado inmediatamente cuando se cambia de maceta, pero es útil dejarlo así durante una semana para que las raíces se asienten y, al cortarlas, cicatricen. más rápido.

Irrigación

Esta es la parte más importante del cuidado del bonsái Portulacaria afra. ¿Y dónde más puedes fallar? Para empezar, es un árbol que No debe haber un plato de agua debajo, ni siquiera para beber un poco cuando se está caliente.

los las hojas de este bonsái contienen cierta cantidad de aguade tal forma que no sufra sequía y sin embargo conviene que la pase entre riegos (se prepara para ello sin morir).

Para darte una idea: en invierno casi no hay que regarla (tal vez una vez cada 3-4 semanas); mientras que en verano es mejor esperar unos días (y ver si la tierra está seca) para regarla.

De lo contrario puede que se pudran las raíces, el único problema que puede hacer que pierdas este bonsái.

Si desea que florezca, debe dejarlo durante 1-2 semanas en el otoño sin regar. Pero ojo, porque estamos hablando de someter a este arbolito a un estrés hídrico que puede salir bien o, si se debilita, acabar con él. Pasados ​​esos días, deberás regar primero moderadamente y luego con mayor abundancia.

bonsai de la abundancia

Abonado

tenga en cuenta que si lo trasplantaste en primavera, no convendría pagarlo al menos hasta la primavera siguiente. El motivo es que al cambiar la tierra le estás dando todos los nutrientes que tiene el fertilizante, y darle demasiado puede estresarla (mayor crecimiento, más intensidad y se desgasta).

Entonces, si no lo trasplantaste, puedes tirarlo fertilice una vez al mes desde la primavera hasta el otoño. En invierno siempre descansa.

poda

Podar este bonsái es muy fácil y lo necesitas porque estamos hablando de un ejemplar de rápido crecimiento, por lo que tendrás que cortar las ramas para que tome forma de árbol (especialmente la parte inferior del fuselaje).

Por supuesto, incluso al cortar, no debes usar pasta cicatrizante ya que esa área se pudrirá. Es mejor vigilarlo y cuidarlo bien con la herida «de aire». No lo cerrará en absoluto.

Multiplicación

¿Quieres reproducir tu bonsái Portulacaria afra? Bueno, sabes que puedes hacerlo muy, muy fácilmente. todo lo que necesitas es corte algunos esquejes para él en el verano.

Una vez que las tengas, plántalas en una maceta con tierra ligeramente húmeda y espera a que desarrollen raíces. Normalmente todos los esquejes pasan y tienes un nuevo bonsái que cuidar.

¿Cuánto cuesta un bonsái de esta especie?

No te vamos a decir que encontrarás Portulacaria afra bonsai a 5,7, 8 o 10 euros porque no es cierto. Pero sí las puedes encontrar entre 30 y 50 euros. Sabemos que es un gasto más significativo, pero también una variedad mucho más fácil de cuidar que las que encontrarás a esos precios bajos (y más difíciles de morir). Así que vale la pena.

Eso sí, deberás acudir a viveros especializados en bonsáis o tiendas de bonsáis online, donde es mucho más fácil encontrar este ejemplar.

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario