Todo sobre Aloe polyphylla, el aloe en espiral

Hay muchas variedades de aloe, pero si hay una que llama mucho la atención por su curiosa forma de espiral es la aloe polifila. Es una suculenta o suculenta de crecimiento lento sin cactus, pero tan bonita que quedará genial en cualquier patio o jardín.

El mantenimiento de esta maravilla natural es un poco más complicado de lo que parece, sobre todo teniendo en cuenta que es muy, muy sensible al exceso de agua. Pero no te preocupes: A continuación te damos algunos trucos y consejos para mantener la espiral de aloe en perfectas condiciones.

Origen y características del Aloe polyphylla

Exhibición de aloe en espiral

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

Nuestro personaje principal es una suculenta suculenta o no cactus nativa de Lesotho, específicamente de las montañas Drakensberg en África. El nombre científico es Aloe polyphylla, y el aloe en espiral común o aloe en espiral.

Es una planta acaule, es decir, no tiene tallo. El ejemplar, una vez que ha alcanzado la madurez, mide aproximadamente 40 centímetros de diámetro. Desarrolla de 15 a 30 hojas carnosas con espinas, de forma más o menos triangular, de color verde grisáceo dispuestas en espiral.

Las flores se agrupan en inflorescencias muy densas, y son tubulares, de color rosa salmón. Los frutos son una especie de cápsulas alargadas, secas, con algunas semillas más bien aplanadas, pequeñas y de color casi negro.

Lamentablemente, se encuentra en peligro de extinción. En su lugar de origen, en Lesotho, es una planta protegida, estando prohibida tanto su venta como su distribución.

¿Qué cuidados necesitas?

Si te animas a tener un ejemplar, te aconsejamos que tengas en cuenta lo que te vamos a contar ahora, para que lo des con el mejor de los cuidados:

clima

El aloe espiral es una planta que vive en una zona montañosadonde las temperaturas máximas rondan los 30-32ºC y las mínimas pueden descender ocasionalmente por debajo de los 4 grados bajo cero.

Pero esto puede llevar a confusión, porque en España por ejemplo, teniendo en cuenta lo que acabamos de decir, debería ser fácil en muchos lugares cultivarlo en muchos lugares… que no es el caso. ¿Por qué? Porque si bien el clima es muy importante, no lo es todo 😉

Lugar

Es una suculenta que se encuentra en su hábitat natural en una zona donde recibe luz solar directa durante todo el día. Pero en cultivo y sobre todo en verano y/o si vives en una zona con mucho sol (como la zona mediterránea) y/o si la máxima supera los 30ºC, es mejor que lo tengas en un lugar muy luminoso pero un poco protegido de los rayos del sol para evitar que sus hojas se quemen.

País

Aloe polyphylla florece una vez al año

Imagen – Wikimedia/Bjørn Christian Tørrissen

  • maceta: rellenar con piedra pómez o kiryuzuna. No se recomienda la turba y similares, porque en estos sustratos las raíces del aloe en espiral se pudren rápidamente.
  • Jardín: puedes plantarla en el jardín siempre y cuando le hagas un hueco de unos 50 x 50 cm, y lo rellenes con piedra pómez o kiryuzuna.

Riego

El riego es una de las cosas más difíciles de dominar, ya que tiene que ser bastante escaso. Aloe polyphylla no solo quiere un suelo con excelente drenaje, sino que también necesita poca agua. Por lo tanto, y para evitar problemas, Se debe regar una vez por semana en primavera y verano, y cada 15-20 días el resto del año.

Si hay heladas en tu zona, riega una vez al mes o al mes y medio. Recuerda que siempre será mucho mejor quedarse corto que excederse en el riego, porque de hecho te será más fácil recuperarlo si tiene sed que si se ahoga, al contrario.

Incluso cuando riegas debes humedecer la tierra, nunca la planta. Añade agua hasta que veas que el sustrato está muy húmedo y si lo tienes en maceta, asegúrate de que el exceso salga por los agujeros de drenaje. De esta manera se mantiene bien hidratado.

Abonado

Toda la temporada de primavera y verano. Es muy recomendable abonarla con un abono específico para cactus y otras suculentas, siguiendo las instrucciones del envase del producto.

Época de siembra o trasplante

en primavera. Si la tienes en maceta, trasplántala cada 2-3 años si ves que salen raíces por los agujeros de drenaje o si ya ha ocupado todo el recipiente.

Si es posible, usar vasijas de barro -con agujeros en la parte de abajo-, porque así se enraíza mejor. Pero si no puedes hacer eso, no te preocupes, con uno de plástico -también con agujeros- también está bien.

Multiplicación

aloe polifila se multiplica por semillas en primavera-verano. Para germinarlas utiliza un sustrato con muy buen drenaje, como 50% compost fino + 40% arena de río lavada + 10% turba rubia. Riegue bien, luego colóquelos en la superficie.

Por último, cúbrelas con una fina capa de sustrato y deja el semillero en un lugar luminoso.

Manteniendo el sustrato húmedo (pero sin encharcar), deberían germinar en unos 10-15 días a una temperatura de unos 20ºC si todo va bien.

alimañas

Es bastante resistente, pero hay que tener cuidado con los caracoles.

ruralidad

Los ejemplares adultos pueden soportar el frío y alguna helada ligera si ya están bien enraizados, pero los jóvenes es mejor protegerse de las temperaturas bajo cero.

¿Donde comprar?

Si buscas plantas, te recomendamos que consultes con un vivero especializado en cactus y suculentas; Si quieres semillas puedes conseguirlas aquí.

Aloe polyphylla es una planta ornamental

¿Qué opinas sobre Aloe polyphylla?

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario