Areca o kentia: ¿cómo las distingues?

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

La areca y la kentia son dos de las palmeras más vendidas, especialmente para tener en interior. Si bien a ojos inexpertos pueden parecer prácticamente iguales, lo cierto es que son muy diferentes. Necesitan el mismo cuidado, pero nada más.

Para que le resulte más fácil identificarlos, En este artículo explicaré en qué se diferencian.para que sepas si quieres una areca o una kentia para decorar tu casa o jardín.

Me gustan las palmeras. De hecho, diría que, junto con los arces japoneses y las sarracenias, son mis plantas favoritas. Pero si bien disfruto conociendo especies exóticas, es decir, especies que solo están disponibles en viveros y tiendas especializadas y más raras en viveros convencionales, las más comunes como la areca y la kentia me parecen plantas muy, muy hermosas. † Tanto que no dudé en comprarlos para tenerlos en casa, como podéis ver en el vídeo.

A pesar de ser plantas comunes, a veces encuentras a alguien que las confunde. Y es normal, ya que cuando son jóvenes se parecen mucho† Por eso, te voy a contar cómo distinguirlos sin importar la edad que tengan:

Características físicas

Hablemos primero de las características físicas; no en vano, son las que podemos ver:

hojas

Los Dypsis tienen hojas pinnadas que permiten que el agua drene rápidamente.

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo de Armenia, Colombia

Las hojas de la kentia son de color verde oscuro y también tienen folíolos más anchos que los de la areca.† Este último tiene las hojas más divididas, es decir, están compuestas por un mayor número de folíolos; de hecho puedes tener hasta 60 pares.

Otra diferencia clave que puede pasar desapercibida si no tiene nada con qué compararlo es que: cuando es joven, las hojas de la kentia son más curvas que las de la areca† Y aunque la kentia crece, las seguirá produciendo de esta forma, pero tienden a crecer hacia arriba. Las hojas de areca, por otro lado, no tienden a crecer horizontalmente.

Altura y tronco/s

La kentia es una palmera mucho más grande que la areca: puede crecer hasta 15 metros de altura si el clima y las condiciones locales lo permiten. Además, desarrolla un solo tallo que erróneamente llamamos tronco, el cual es de color verde oscuro cuando es joven y anillado cuando es maduro. El grosor será de unos 20 centímetros y alcanzará los 30 cm en la base.

Por otro lado, la areca es una planta que crece hasta una altura máxima de 5 metros, pero lo más normal es que no supere los 3 metros. Desarrolla múltiples tallos, incluso cuando es joven. Estos provienen de los tallos ya formados y son de color amarillo verdoso con puntos oscuros. Cuando la planta está madura, también tiene tallos anillados, pero se mantienen delgados, como máximo de unos 15 centímetros.

flores y semillas

Las flores de areca son amarillas.

Imagen – Wikimedia/Dinesh Valke

La kentia es una palmera que tarda mucho en florecer, al menos 10 años. Cuando lo hace, produce una inflorescencia de hasta 1 metro de largo que brota bajo las últimas hojas. Las flores son muy pequeñas, de aproximadamente 1 centímetro, y de color amarillo verdoso. Después de la polinización, maduran frutos que primero son verdes y luego rojo oscuro. Estos miden 1 centímetro de largo y contienen una semilla.

Nuestro otro protagonista, la areca crece más rápido y por lo tanto florece antes: unos 5 años si las circunstancias lo permiten. Las flores también se agrupan en inflorescencias amarillas que brotan bajo las últimas hojas; sin embargo, los frutos son primero de color verde o amarillo verdoso y luego de color rojo brillante.

Otras diferencias importantes

Hemos hablado de las características físicas, pero lo cierto es que hay otras que también es importante conocer ya que serán las que nos ayudarán a entender por qué son dos palmeras diferentes:

Origen

Los Kentia viven en la isla de Lord Howe.

Imagen – Wikimedia/Black Diamond Images // Kentias en su hábitat natural.

La kentia es una palmera originaria de la isla de Lord Howe., una isla en el mar de Tasmania. En concreto, se encuentra a unos 600 km al este de Australia. Es una planta de crecimiento lento que se puede encontrar cerca del mar, por lo que vive en lugares donde la humedad es muy alta. Además, la temperatura media anual es de 19,8ºC y la precipitación media es de 1153 mm.

En vez de, la areca es originaria de Madagascardonde vive en una región donde el clima es tropical lluvioso, con una temperatura media anual de 20ºC.

necesidades básicas

Para que estén realmente sanos, es importante saber qué cuidados debemos darles. Y aquí encontraremos más diferencias:

  • Kentia: Esta es una palmera de crecimiento lento que debe estar en una habitación luminosa, aunque también puede tolerar poca luz. Aunque vivas en una zona donde la luz hiela, puedes cultivarla en el exterior, pero eso sí: si el grado de radiación es muy alto, como en el Mediterráneo, hay que ponerla a la sombra porque si no se quemaría. También debes regarla una o dos veces por semana y rociar las hojas con agua diariamente cuando la humedad sea baja.
  • Areca: es una palmera de rápido crecimiento, pero es más delicada que la kentia. No soporta el frío y necesita un lugar con mucha luz (no directamente) y mucha humedad. Es sensible al exceso de agua, aunque necesita algo más de agua que la kentia, sobre todo en verano.

¿Donde comprar?

Si quieres, puedes conseguirlos pinchando aquí:

Areca

La areca es una palma de múltiples tallos.

Kentia

La kentia es una palmera que vive bien en interior

¿Quieres una kentia? Haga clic aquí.

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario