Betula nana, todo sobre el abedul enano

Imagen – Wikimedia/Joanna Boisse

Se podría pensar que los abedules son todos árboles muy grandes, como era de esperar, la gran mayoría de los árboles cultivados lo son. Sin embargo, hay uno que es mucho más pequeño. El nombre científico es Betula nanay puede llamarse abedul enano.

Aunque es muy rara en cultivo, y más fuera de su lugar de origen, es una planta que nos puede sorprender mucho. Asi que, queremos presentártelo a continuación.

Origen y características del abedul enano

El abedul enano es un arbusto

Imagen – Wikimedia/Niccolò Caranti

abedul enano es un arbusto caducifolio Se encuentra en el Ártico, aunque también crece, algo más aislado, en montañas de más de 300 metros de altura en regiones templadas. Así, se distinguen dos subespecies:

  • Betula nana subsp. canción de cuna: Originario de Groenlandia, el norte de Europa, el noroeste de Asia y Canadá. Las ramas jóvenes están protegidas por una especie de pelo y las hojas miden unos 2 centímetros de largo.
  • Betula nana subsp. exiliados: Crece en el noreste de Asia, Alaska y el este de Canadá. Las ramas están desnudas pero protegidas con resina y las hojas miden hasta 1,2 centímetros de largo.

Puede alcanzar una altura de 1 metro., o quizás un poco más si las condiciones lo permiten, pero nunca más de 2 metros. Las hojas son verdes, con bordes dentados, y permanecen en la planta hasta el otoño, que es cuando se vuelven rojizas hasta caer. Las flores son amentos erectos de unos 5 centímetros de largo.

¿Cuáles son los cuidados del abedul enano?

Betula nana se vuelve roja en otoño

Imagen – Wikimedia/NPS Photo // Betula nana en el otoño.

No es una planta muy complicada siempre que las temperaturas sean frescas todo el año, pero como siempre pueden surgir problemas, nada mejor que saber cuidarlos para evitarlos:

Lugar

La Betula nana es un pequeño arbusto que debe estar afuera, Todos los días del año. Asimismo, es recomendable colocarlo en el lugar más fresco y luminoso del patio o jardín para que se sienta cómodo.

Si te animas a vivir en una región moderadamente cálida, como el Mediterráneo por ejemplo, ponla a la sombra para que el sol no queme sus hojas.

tierra-

Es importante que sea ácido, con un pH entre 4 y 6† También debe tener buen drenaje y ser fértil. Si se forman charcos rápidamente y ves que le cuesta absorber agua, hazle un hoyo de aproximadamente 1m de ancho por 1m de profundidad y rellénalo con una mezcla de tierra para plantas ácidas mezclada con perlita a partes iguales.

Riego y fertilización

En verano debes regarla cada 3 días y un poco menos el resto del año. Cada vez que riegues, vierte agua en la tierra hasta que la veas empapada, así te aseguras de que la planta esté bien hidratada.

En cuanto al suscriptor, es recomendable abonar el abedul enano en primavera y verano con un abono de calidad, como el guano que puedes comprar aquí, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Multiplicación

es posible multiplicalo por semillas, que conviene sembrar en macetas o semilleros en invierno para que germinen toda la primavera; o por esquejes semileñosos en primavera.

Poda Betula nana

Si lo considera necesario, finales de invierno Puedes cortar las ramas que veas crecer mucho, o incluso quitar las ramas secas y/o rebeldes.

ruralidad

Soporta heladas sin problemas hasta -30ºC.

¿Es posible tener un abedul enano en maceta?

El abedul enano es un arbusto en flor

Imagen – Wikimedia/El Grafo

Por supuesto. Lo que pasa es que todavía es una especie relativamente desconocida, que además solo puede crecer en climas fríos o fríos moderados. No olvidemos que se encuentra en la zona ártica donde los paisajes se cubren de nieve en invierno y donde los veranos suelen ser cortos y templados o frescos.

Por eso, en una zona donde la temperatura puede superar los 25ºC, no podrá vivir ni sobrevivir, ni siquiera con mucho cuidado, porque no puede soportar el calor. Es lamentable para los que vivimos en zonas donde la temperatura es alta, pero no para los que viven en la montaña o/o en lugares donde el clima les favorece, por ejemplo.

Además, requiere un sustrato ácido, es decir uno con un pH entre 4 y 6 como este, porque si se plantara en un alcalino -con un pH de 7 o superior- tendría problemas para crecer bien porque le faltaría hierro. Y como no es una planta resistente a la sequía, conviene regarla también varias veces a la semana en la época más calurosa del año con agua de pH entre 4 y 6, o con agua de lluvia, y algo menos el resto de la planta. año. del tiempo.

¿Has oído hablar de Betula nana?

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario