Buxus sempervirens: cuidado

Buxus sempervirens. Quizá no con ese nombre, pero seguro que alguna vez has visto algún boj, boj o seto paseando por alguna calle. Es uno de los arbustos utilizados para dividir espacios. Pero también para hacer figuras ‘verdes’. Pero, ¿qué cuidados necesita Buxus sempervirens?

Si te ha llamado la atención y has pensado en colocarlo a modo de pared en tu jardín, o quieres que crezca hasta convertirse en figuras que has visto en películas o series, seguro que te vendrá bien saber a qué prestarle atención. .

¿Cómo es Buxus sempervirens?

flores de boj

Buxus sempervirens, boj o seto, es un arbusto que puede alcanzar fácilmente los 5 metros de altura. Es nativo de Europa, pero también se encuentra en África, Asia y las Américas. Este último en particular nos llama la atención en películas y series porque se utiliza para crear imponentes figuras de animales. Una de las películas que me viene a la mente es la de Eduardo Manostijeras, donde tenías estas figuras en su jardín.

Se caracteriza por tener hojas muy pequeñas, pero con abundancia de hojas, de color verde y de forma ovada u oblonga. Como son tan pequeñas y las ramas son muy rígidas, podemos crear diferentes formas entre ellas, recortar lo que sobresalga y darle a este arbusto la forma deseada.

Algo que no mucha gente sabe es que el boj da flores. Son muy, muy pequeños, en racimos, y la verdad es que aunque desprenden un olor muy agradable (a veces al contrario que el boj), no suelen llamar la atención. Además de las flores, también tienes los frutos, estos son más llamativos, redondos con algunas espiguillas.

Eso sí, debes saber que todo lo que hay en la planta es venenoso, por lo que debes asegurarte de que no se le acerquen animales, bebés o niños.

Buxus sempervirens: principal preocupación

Buxus sempervirens: proporcionar diferentes formas

Suponemos que Buxus sempervirens es un arbusto muy resistente. Le cuesta morir, y por eso muchos lo utilizan para sus jardines, sobre todo con la intención de «domesticarlo» y crear formas con él. Puede ser una pelota, un rectángulo o algo más elaborado, como formas de animales o personas.

¿Qué cuidados debe proporcionar ahora? Sería el siguiente.

Relámpago

¿Dónde pones el boj? ¿Fuera o dentro de la casa? La verdad es que es una planta de exterior. Le gusta el sol, pero también puedes colocarla en semisombra. Lo que debe tener es mucha iluminación, directa o indirecta, porque así es como mejor se desarrolla.

Si la pones a la sombra te darás cuenta de que cada vez las ramas perderán menos hojas y podríamos decir que se queda «pelada» porque no tiene luz suficiente para cargar con todas las hojitas que desprende.

Temperatura

En cuanto a la temperatura, lo cierto es que es un todocamino. A la hora de cuidar a Buxus sempervirens lo que menos hay que tener en cuenta es el clima, ya que lo cierto es que tolera tanto el calor (hasta 35ºC) como el frío.

De hecho, las heladas hasta -10 grados centígrados lo hacen bastante bien. También es posible que deba protegerlo un poco.

tierra-

El sustrato de boj debe ser ligero porque está suelto. Esto se logra con una mezcla de suelo y drenaje.

El consejo que te damos es que elijas un sustrato rico en cal, y que además tenga un pH neutro. En realidad, se puede desarrollar en cualquier suelo, pero si quieres darle el ideal, eso es lo mejor.

Junto con el sustrato, elige algún drenaje para que se suelte, como vermiculita, perlita…

ramas rígidas de boj

Irrigación

Regar el buxus sempervirens es una de las precauciones más importantes, ya que puede matar la planta. Nuestra recomendación es que sean frecuentes, pero en pequeñas cantidades, porque así te aseguras de que no haya charcos y de que bebes suficiente agua para seguir avanzando.

Dependiendo del clima y del grado de sequedad del sustrato, deberás regar así. En otras palabras, debe regar antes de que el suelo se seque por completo. La más fácil es la siguiente:

Regar de 2 a 4 veces por semana en primavera y verano, más si hace mucho calor. Pero con una pequeña cantidad. Lo suficiente para que la tierra quede un poco empapada y nada más. La próxima vez, asegúrese de que la primera capa de tierra esté seca nuevamente antes de regar.

En otoño e invierno solo estás presente una vez a la semana. Como hará frío, la humedad generada puede ser suficiente.

Paso

Sobre todo en los primeros años de crecimiento, es recomendable dar un poco de abono en los meses de primavera y verano.

Lo mejor y más recomendable para él es el abono orgánico, como el humus. Pero si no tienes esto disponible, puedes optar por fertilizante para plantas verdes, ya que eso también funciona bien.

Plagas y Enfermedades

Desgraciadamente, aunque el boj es muy resistente y no suele sucumbir a plagas o enfermedades, sí las sufre y hay que tener cuidado para pasarlas con facilidad.

En general, cuando se trata de plagas, se debe tener cuidado con las cochinillas y los jejenes del boj, que se pueden eliminar rociando el boj para evitarlos.

En cuanto a las enfermedades, hay varias. Uno de ellos ocurre en plantas más viejas y es una enfermedad grave. Estamos hablando de la pseudometría Rousseliana. Otras enfermedades pueden incluir manchas blancas causadas por el hongo mycosphaerella patouillardii; o manchas amarillas o marrones, del hongo ascochyta; o pudrición de la raíz.

Sin embargo, ten en cuenta que el boj tiene una esperanza de vida de unos 600 años, por lo que ya te dice que es capaz de sobrevivir a enfermedades y plagas, sobre todo si se le ayuda.

Multiplicación

Por último, si quieres reproducir tu boj, la mejor y más sencilla forma de hacerlo es mediante esquejes. Tendrás que plantarlas en una mezcla de perlita (drenaje) y turba y se hace siempre en primavera y verano para que echen raíces. Ese primer invierno hay que cuidarlo más porque estará débil y con heladas o frío fuerte puede enfermar.

Ahora que ya sabes cómo cuidar a Buxus sempervirens, ¿te animas a tener uno en tu casa?

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario