Cultivo de Lantana en contenedores: consejos para cuidar Lantana en macetas

Lantana es una planta irresistible con un aroma dulce y flores brillantes que atraen hordas de abejas y mariposas al jardín. Las plantas de lantana solo son adecuadas para el cultivo al aire libre en los climas cálidos de las zonas de rusticidad de plantas USDA 9 a 11, pero cultivar lantana en contenedores permite a los jardineros en climas más fríos disfrutar de esta espectacular planta tropical durante todo el año. ¿Quieres aprender a cultivar lantana en contenedores? ¡Lee mas!

Tipos de plantas de Lantana para contenedores

Si bien puedes cultivar cualquier tipo de lantana en un contenedor, ten en cuenta que algunas son muy altas y pueden alcanzar alturas de hasta 2 metros, lo que significa que necesitan un contenedor muy resistente.

Los tipos enanos son adecuados para contenedores de tamaño estándar y alcanzan alturas de solo 12 a 16 pulgadas (30,5 a 40,5 cm). Las variedades enanas están disponibles en una gama de colores brillantes. Las opciones populares incluyen:

  • ‘Colina de la capilla’
  • ‘Patriota’
  • ‘Blanco de Denholm’
  • ‘Dedo meñique’

También las variedades lloronas como ‘Weeping White’ y ‘Weeping Lavender’ son plantas parecidas a enredaderas ideales para contenedores o cestas colgantes.

La lantana rastrera (Lantana montevidensis), disponible en variedades blancas o moradas, es una especie que alcanza una altura de 8 a 14 pulgadas (20,5 a 35,5 cm) pero se extiende a 4 pies (1 m) o más.

Cómo cultivar Lantana en contenedores

Plante lantana en un recipiente con un orificio de drenaje en el fondo usando una mezcla para macetas comercial liviana. Agrega un puñado de arena, vermiculita o perlita para mejorar el drenaje.

Coloque el recipiente en un lugar donde las plantas de lantana estarán expuestas a la luz solar intensa. Riegue bien la planta y manténgala uniformemente húmeda durante las primeras semanas, pero nunca empapada.

Cuidando Lantana en Macetas

Lantana es bastante tolerante a la sequía, pero se beneficiará de aproximadamente una pulgada de agua por semana una vez que la planta esté establecida. No riegue hasta que la parte superior del suelo esté seca y nunca riegue demasiado, ya que la lantana es propensa a pudrirse. Riegue en la base de la planta para mantener el follaje seco. Asimismo, no amontone la planta, ya que la lantana necesita mucha circulación de aire.

Agregue una pequeña cantidad de fertilizante en la primavera si su suelo es pobre. Tenga cuidado con los fertilizantes ya que la sobrealimentación dará como resultado una planta débil con pocas flores. No fertilice en absoluto si su suelo es rico.

Deadhead lantana regularmente. Siéntase libre de cortar la planta en un tercio si su lantana se vuelve alta y de piernas largas en pleno verano, o simplemente afeite las puntas.

Cuidado de las plantas de Lantana en macetas en el interior

Lleve la lantana al interior antes de que las temperaturas nocturnas alcancen los 55 grados F (12 C). Coloque la planta en un lugar fresco donde la planta estará expuesta a luz indirecta o filtrada. Riegue cuando el suelo esté seco a una profundidad de 2,5 a 5 cm. Mueva la planta al exterior cuando regrese el clima cálido en primavera.

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario