Fertilizante orgánico de algas marinas: información sobre los beneficios del fertilizante de harina de algas marinas

Cuando busque un fertilizante orgánico para el jardín, considere aprovechar los nutrientes beneficiosos que se encuentran en las algas marinas. El fertilizante de harina de algas marinas se está convirtiendo en una fuente de alimento muy popular para las plantas cultivadas orgánicamente. Aprendamos más sobre el uso de algas marinas en el jardín.

¿Qué es la harina de algas marinas?

Las algas marinas Kelp son un tipo de algas marinas, de color marrón y tienen un enorme crecimiento. Un producto de nuestros océanos ricos en nutrientes, las algas marinas a menudo se mezclan con productos de pescado y se usan como fertilizante para fomentar un crecimiento más saludable de las plantas, promover mayores rendimientos de frutas y verduras y mejorar la apariencia general de un jardín o espécimen de planta.

El fertilizante de algas marinas orgánicas es valorado por sus micronutrientes y sus macronutrientes nitrógeno, fósforo y potasio. El fertilizante Kelp está disponible en tres formas. Estos incluyen extractos, como harina o polvo de algas, procesados ​​en frío (generalmente un líquido) y formas líquidas digeridas enzimáticamente, que se utilizan para hacer que los suelos pobres en nutrientes sean súper potentes.

Beneficios de las algas marinas

El fertilizante de algas marinas orgánicas son algas marinas secas. El alga Kelp tiene una estructura celular que filtra el agua de mar en busca de los ricos nutrientes de los océanos. Debido a esta filtración constante, la planta de algas marinas crece a un ritmo exorbitante, a veces hasta 91 cm por día. Esta rápida tasa de crecimiento hace que las algas marinas sean un recurso renovable y abundante no solo para muchos animales marinos, sino también como fertilizante orgánico para el jardinero doméstico.

Los beneficios de las algas marinas son que es un producto orgánico totalmente natural y una fuente de más de 70 vitaminas y minerales. Por este motivo, es un suplemento dietético importante para muchas personas y también un gran abono orgánico. El fertilizante de algas marinas orgánicas se puede aplicar a cualquier tipo de suelo o planta sin preocuparse por los subproductos de desecho o los productos químicos nocivos, lo que conduce a rendimientos de cultivos más saludables y a la salud general de las plantas.

Nutrientes de harina de algas marinas

La proporción de nitrato-fosfato-potasio, o NPK, es insignificante en las mediciones de nutrientes de harina de algas marinas; y por ello se utiliza principalmente como fuente de oligoelementos. La combinación con harina de pescado aumenta la relación NPK en nutrientes a la harina de algas marinas, que se liberan en aproximadamente 4 meses.

El polvo de algas marinas es simplemente harina de algas marinas que se ha molido lo suficientemente fino como para ponerlo en una solución y rociarlo o inyectarlo en los sistemas de riego. La relación NPK es 1-0-4 y se libera más inmediatamente.

Los nutrientes de la harina de algas marinas también se pueden encontrar en las algas marinas líquidas, un líquido procesado en frío con niveles más altos de hormonas de crecimiento, pero aquí nuevamente el NPK es insignificante. Las algas marinas líquidas son útiles para combatir el estrés de las plantas.

¿Cómo usar el fertilizante de harina de algas marinas?

El fertilizante de harina de algas se puede comprar en su centro de jardinería local o en línea. Para usar harina de algas marinas, esparza la harina de algas marinas alrededor de la base de las plantas, arbustos y flores que desea fertilizar. Este fertilizante puede usarse como tierra para macetas o mezclarse directamente en el suelo.

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario