¿Por qué los gladiolos se vuelven amarillos: razones para que las hojas se vuelvan amarillas en las plantas felices?

Realmente sabes que el verano está aquí cuando aparecen las agujas de gladiolos de colores brillantes. Las plantas de gladiolo son tubérculos tiernos que producen un follaje en forma de espada y flores espectaculares en un tallo largo y delgado. Las hojas amarillentas en las plantas felices pueden ser un signo temprano de enfermedad o pueden ser el ciclo normal de la planta mientras se prepara para la inactividad invernal. También puede tener una base cultural o incluso ser el resultado de infestaciones de insectos. Descubra por qué el gladiolo tiene follaje amarillo y cómo tratar o prevenir esta afección.

¿Por qué los gladiolos tienen follaje amarillo?

Los gladiolos crecen mejor en suelos arcillosos bien drenados. Requieren pleno sol para profusas flores coloridas y requieren nutrientes adicionales en forma de alimento para bulbos o incorporados a la materia orgánica. Si su gladiolo se está poniendo amarillo en el área de la hoja, varias condiciones podrían ser la causa. La prevención comienza con la elección de tubérculos sanos, sin manchas, de textura firme y buen color. A menudo, las enfermedades bacterianas, fúngicas o virales hacen autostop en su jardín con tubérculos insalubres que se convierten en plantas enfermas.

La razón más común por la que las hojas de los gladiolos se vuelven amarillas es la pudrición por Fusarium. Este hongo afecta al tubérculo, que se oscurece en el centro y también puede presentar manchas de color negro a marrón en la superficie. Los tubérculos enfermos pueden producir follaje, pero es amarillento y los tallos crecen con un arco pronunciado. Cualquier flor que comience a desarrollarse se marchitará y se caerá.

El único tratamiento es eliminar los tubérculos infectados. No vuelva a plantar bulbos de gladiolo en el mismo lugar hasta que haya tratado el suelo con bromuro de metilo-cloropicrina o haya solarizado el área para eliminar cualquier patógeno.

Otras causas de hojas amarillentas en plantas felices

Otra enfermedad fúngica, la podredumbre seca del tubérculo de Stromatinia, produce hojas amarillentas en las plantas felices. Las lesiones de color marrón rojizo en el tubérculo y las rayas en el interior pueden ayudar a identificar el problema. El hongo pasa el invierno y se propaga a los tubérculos vecinos de los cuales los gladiolos en crecimiento se vuelven amarillos.

Los gladiolos con hojas amarillas también pueden provenir de enfermedades virales como el virus del mosaico del pepino o la mancha anular del tomate o el tabaco. Esto dará como resultado rayas amarillentas y motas de hojas sanas que eventualmente se desvanecerán y se volverán completamente amarillas.

Un gladiolo con hojas amarillas también puede ser el resultado de una infección bacteriana llamada costra. Da como resultado el amarillamiento de las hojas de gladiolo, pero comienza en el tubérculo, donde las lesiones empapadas de agua se vuelven amarillas y se hunden.

Ocasionalmente, puede notar hojas amarillentas debido a los herbicidas químicos transportados por el viento o por fumigaciones accidentales.

Prevención y tratamiento de gladiolos con hojas amarillas.

La mala noticia es que una vez que las hojas de los gladiolos se vuelven amarillas, hay poco que puedas hacer al respecto. El tubérculo infectado debe retirarse y destruirse y no se deben plantar otros bulbos o tubérculos en el suelo a menos que los esterilice.

Muchas enfermedades de la pudrición de los tubérculos se pueden prevenir arrancando los tubérculos en el otoño y almacenándolos bajo techo durante el invierno. Desenterrar los tubérculos y comprobar si hay material enfermo para descartar. Remoje los tubérculos durante dos días y deseche los flotantes. Sumerja los tubérculos en agua calentada a 55°C durante 30 minutos, luego enfríelos inmediatamente en agua limpia y fría. Deje que los tubérculos se curen en un lugar cálido durante al menos una semana hasta que estén completamente secos. Espolvoréelos con fungicida antes de colocarlos en bolsas de malla en un área seca de la casa para que pasen el invierno. En la primavera, revise los tubérculos en busca de daños y deseche los que no estén limpios y perfectos.

Gracias por leer bosquevirgen.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario